No hay nada peor para alguien que odia la lechuga con su alma que le digan «tienes que comer más ensaladas». ¿Qué haces con una ensalada? ¿Por qué te tienen que obligar a comer un cerro de lechuga sin sabor? ¿Sabes? No todas las ensaladas llevan lechuga, no todos los aderezos consisten sólo de limón y sal y no todas las ensaladas son extremadamente pequeñas.

Ensalada de espinaca, quinoa, toronja y aguacate

El aguacate lo arregla todo, incluso una ensalada. Lo mejor de este plato es que lleva quinoa, algo que te aportará fibra y proteínas y te dejará feliz y contengo. La toronja, si no te gusta, la puedes reemplazar por otra fruta o simplemente quitarla.

Ensalada de pasta, vegetales y huevo

Los macarrones con queso pueden transformarse en una rica ensalada si los mezclas con cuatro vegetales coloridos y huevo duro picado. En este caso se agregó zanahoria, apio, pimentón rojo y cebolla morada.

Ensalada de quinoa, espinaca y setas

Combina unas deliciosas setas con la quinoa y da un toque de verde con las espinacas. Te recomendamos lavar bien las hojas y saltearlas con un poco de sal y aceite de oliva. Es la forma más sencilla de prepararlas en poco tiempo.

Ensalada de pasta con brócoli y nueces

Lo creas o no los carbohidratos también tienen pueden tener cabida dentro de las ensaladas y prueba de ello es esta delicia que combina brócoli, frutos secos, pasta y pedacitos de uvas. 

Ensalada de dos legumbres y un vegetal

Si te encantan los frijolitos, quizás sea hora de combinarlos con una legumbre más (como porotos rojos, blanco o garbanzos) para crear una deliciosa ensalada que te dejará más que satisfecho.

Ensalada de espinacas con lentejas y aguacate en una tostada

Y bueno, si realmente no puedes resistirte a los tortillas, puedes hacer una tostadita y poner encima esta rica ensalada. En este caso te proponemos mezclar lentejas con espinaca y aguacate y aderezarlo de la forma que prefieras. Te recomendamos un ligero -casi nada- toque de sal y picante. No te olvides de añadir tus frutos secos favoritos para añadirle más propiedades nutricionales.

Ensalada de garbanzos cilantro y limón

Pero si definitivamente el único verde que te gusta es el del aguacate, entonces esta receta de garbanzos con cilantro y aguacate es para ti. Está muy lejos de ser ese plato de «puro pasto» que odias y te dejará sin hambre durante horas.

Ahora ya no podrás decir que comer ensalada es aburrido, ya queda de tu parte decidir si seguir detestando “el pasto” o no.

Contenido basado en el artículo publicado en http://www.upsocl.com/sabores/7-recetas-de-ensaladas-para-personas-que-odian-la-lechuga-con-su-alma/ 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí